18 de febrero de 2009

Necesidades Educativas Especiales - Concepto

En los últimos años se han producido experiencias de integración escolar y estudios comparativos interesados en contrastar los efectos de intervenciones más o menos prolongadas, desde el modelo de escuela segregada y desde los nuevos planteamientos sobre Educación Especial.
En este contexto general, a mediados de los años 70, se realiza el conocido “Informe Warnock”, a partir de allí surge un nuevo concepto: el de “Necesidades Educativas Especiales”, que desplaza el centro de atención desde el individuo considerado como portador o paciente de un trastorno, hacia la interacción educativa, en la que él es una de las partes implicadas.
El informe Warnock, constituye una referencia fundamental, destacando que el nivel de desarrollo de una persona en un momento dado, no depende sólo de su capacidad y naturaleza, sino de las experiencias de aprendizaje que se le proveen en la interacción del sujeto con su entorno físico y social.
La condición personal del individuo, pasa a ser concebida como un condicionante, pero lo que determina realmente la especificidad de sus Necesidades Educativas Especiales, es la interacción entre estas y la respuesta educativa que se planifica para el conjunto de la población de referencia.
La conceptualización de la educabilidad de las personas con limitaciones físicas, intelectuales, emocionales, etc., ha atravesado un proceso de avances y retrocesos.
Actualmente, el modelo segregacionista, se encuentra en revisión, permitiendo el avance de las ideas de integración e inclusión de las personas con Necesidades Educativas Especiales, no sólo en el ámbito de la educación, sino también, en diversos sectores de la sociedad.
 
Este informe supuso un importante hito en la planificación dirigida a alumnos con necesidades especiales, ampliando los conceptos de Educación Especial y Necesidades Educativas Especiales.
El Warnock Report- denominado así en honor a la presidenta del Comité que lo elaboró, Mary Warnock.
El Comité de Investigación se fundó en 1974 para estudiar las prestaciones educativas en favor de los niños y jóvenes con deficiencias en Inglaterra, Escocia y Gales, y celebró su última reunión en marzo de 1978.
Sugerencias conceptuales:
La comisión comenzó por señalar las concepciones generales que podían ser el punto de partida de todo el informe, a saber:
- Ningún niño será considerado en lo sucesivo ineducable.
- La educación es un bien al que todos tienen derecho.
- Los fines de la educación son los mismos para todos.
- La Educación Especial consistirá en la satisfacción de las necesidades educativas (NNEE) de un niño con objeto de acercarse al logro de estos fines.
- Las NNEE son comunes a todos los niños.
- Ya no existirán dos grupos de alumnos, los deficientes que reciben EE, y los no deficientes que reciben simplemente educación.
- Si las NNEE forman un continuo, también la EE debe entenderse como un continuo de prestación que va desde la ayuda temporal hasta la adaptación permanente o a largo plazo del currículum ordinario.
- Las prestaciones educativas especiales, donde quiera que se realicen tendrán un carácter adicional o suplementario y no alternativo o paralelo.
- Actualmente los niños son clasificados de acuerdo con sus deficiencias y no según sus NNEE.
- Se recomienda, por tanto, la abolición de las clasificaciones legales de los deficientes.
- Se utilizará, no obstante, el término "dificultad de aprendizaje" para describir a los alumnos que necesitan alguna ayuda especial.
- Se adoptará un sistema de registro de los alumnos necesitados de prestaciones educativas especiales en el que no se impondría una denominación de la deficiencia sino una explicación de la prestación requerida.
Prioridades:
De todos los temas planteados, se señalan tres prioridades todas al mismo nivel que el comité propuso como inmediatas: un nuevo programa de formación y perfeccionamiento del profesorado, la educación para los niños con NEE menores de 5 años, y la educación y mayores oportunidades para los jóvenes de 16 a 19 años.
- La formación del profesorado: todos los profesores ya sean de centros ordinarios o especiales, deberán estar en condiciones de reconocer los signos de una NEE y de identificar a los alumnos con estas necesidades. Esta gran responsabilidad -sigue señalando el informe- se desarrollará con una actitud positiva y optimista. Los profesores deben estar dispuestos no sólo a aceptar el nuevo concepto de NEE sino además, a tener cinco o seis alumnos que necesiten temporal o permanentemente ayuda en su clase ordinaria, y por consiguiente a adoptar las medidas pertinentes para que sus NNEE sean atendidas mediante la búsqueda de una ayuda especializada.
- Perfeccionamiento para el profesorado: de nada serviría el componente de Educación Especial en la formación inicial, si los docentes en activo no tienen la oportunidad para adquirir los mismos supuestos, actitudes y destrezas; puesto que pasarían cuarenta años antes de que todos los profesores hubieran cursado una formación inicial con dicho componente. En este sentido el comité propuso para los profesores especialistas, la posibilidad de adquirir una amplia variedad de calificaciones oficiales de un año de duración que además otorgarían el derecho a una mayor retribución como incentivo adicional.
- La educación para los ACNEE menores de cinco: dada la asistencia de niños que muestran signos de deficiencia al nacer o poco después, el comité argumentó que la educación debe comenzar inmediatamente, pues para ellos es crucial este proceso de estimulación temprana. Por todo ello se recomendaba el aumento del número de escuelas maternales para todos los alumnos y excepcionalmente algunas guarderías especiales para los alumnos con dificultades más graves. De esta manera la mayoría de los niños con NEE podría comenzar su educación junto a otros niños de su misma edad y en una clase normal.
- La educación de los jóvenes de 16 a 19 años: el concepto de NEE ampliaba el campo de la tradicional EE también por el otro extremo aplicándolo a los jóvenes con deficiencias o dificultades graves que hubieran superado el término de la edad escolar, pero que siguieran progresando comprensivamente. Sería preciso adoptar por tanto, un enfoque coordinado respecto de la educación postsecundaria de estos jóvenes y poner a su disposición una serie de prestaciones que podrían ir desde versiones modificadas de los cursos ordinarios, a ciertas unidades especiales para los severos, pasando por cursos profesionales especiales y otros de cara a la aptitud social y a la interdependencia.
Otras recomendaciones:
- Las escuelas especiales no sólo siguen teniendo su razón de existir sino que constituyen la mejor alternativa para educar a ciertos niños, en especial aquellos aquejados de graves o complejas deficiencias (físicas, psíquicas o sensoriales), aquellos que presentan trastornos emocionales, comportamentales o relacionales graves, y aquellos que padecen múltiples deficiencias asociadas.
- Los profesores con deficiencias deberían tener más oportunidades para ocupar un puesto de trabajo tanto en las escuelas ordinarias como en las especiales.
- A los Teachers Center o Centros de Profesores se les otorga no sólo su tarea propia de cara al perfeccionamiento del profesorado, sino también la de investigación en la línea del desarrollo curricular y adaptaciones curriculares (misión que hace extensiva a las escuelas y a las universidades). Para ello las autoridades educativas cuidarán que sus CEP sean aprovechados totalmente y tratarán de crear alguno de ellos en el que basar y coordinar toda la organización y perfeccionamiento en este área.
Warnock, M.: Meeting Special Educational Needs, Londres: Her Britannic Majesty's Stationary Office, 1981.
Warnock, M.: Encuentro sobre NEE, Revista de Educación, número extra (1987), Madrid, pp. 45-73.
Warnock, M.: Informe sobre NEE, Siglo Cero, 130, Madrid (1990), pp. 12-24.
Fuente para la realización de la síntesis: Luis A. Aguilar Montero Asesor de NEE del CEP de Albacete. Cuadernos de Pedagogía. nº 197, noviembre de 1991.

Para ampliar la lectura les recomiendo ver la presntación "De la integración a la inclusividad. La atención a la diversidad: Pilar básico en la escuela del siglo XXI" de Luis A. Aguilar Montero

No hay comentarios.:

Ir arriba