24 de febrero de 2009

Recomendaciones sobre prevención de accidentes en las clases

Los docentes y directivos de servicios educativos, están obligados a ejercer sobre los menores que concurren al establecimiento, una eficiente vigilancia dado que no es razonable, que subsista el deber de cuidado de parte de los padres, cuando han dejado a sus hijos bajo la autoridad de aquellos, para su educación.
Al transferir el deber de vigilancia, también se transfiere la responsabilidad emergente del mismo, en los términos de la Ley N°24.830.
Es una necesidad que los docentes conozcan sus verdaderas responsabilidades, para buscar los medios preventivos y saber como actuar correctamente, en caso que el evento no querido se produzca, y en consecuencia, caso de investigación simple y/o sumarial, poder demostrar que:
Cuando existe un control correcto del alumnado, cuando los elementos que se utilizan están en buenas condiciones, cuando el daño no pudo prevenirse en circunstancias normales, no es responsable, ni el directivo, ni el docente.
El objetivo, en consecuencia es: hallar el camino adecuado para la prevención y atención de los accidentes escolares.
Dentro de la planificación institucional, deberán estar contempladas todas las acciones y estrategias que tengan que ver con el principio de seguridad y vigilancia, en el campo de la prevención.
- Debe ser una propuesta con lineamientos claros y con acciones participativas.
Se sugiere:
- Mantener reuniones con los padres, a los efectos de la reflexión y la recepción de aportes.
- Solicitar orientación al supervisor, cuando la situación lo requiera.
- Asesorar, dar apoyo y contención de los docentes.
- Trabajar la problemática con el conjunto del personal.
- Propiciar el intercambio de ideas entre los docentes, para compartir experiencias y reconsiderar estrategias.
- Elaborar un mapa de riesgo del servicio educativo.
-Tener al alcance de los docentes, toda la bibliografía y documentación sobre responsabilidad civil, reglamentaciones sobre salidas, etc.
- Impartir instrucciones por escrito sobre la materia.
Control efectivo de los alumnos:
Recreos:
Debe efectuarse una distribución de turnos y sectores para el cuidado del alumnado, garantizando la presencia del personal designado a tal efecto, en especial, en aquellas zonas de mayor riesgo que se han diagnosticado en el mapa de riesgo.
Elaboración de un mapa de riesgo:
Elaborar un croquis del edificio escolar señalando:
a. Lugares que ofrecen mayor situación de peligro para los alumnos y/o personal.
b. Sectores que demanden especial cuidado en cuanto a: limpieza, higiene, tratamiento de sustancias químicas (laboratorio), etc.
c. Situaciones que demandan especial cuidado: tránsito, elementos de educación física, limpieza, calefacción, ventilación, etc.
Estos son algunos indicadores que se pueden tener en cuenta, cada establecimiento, de acuerdo a sus características, incorporará los que crea pertinentes.
Acciones a realizar en caso de accidentes:
Si a pesar de la diligencia, cuidado y vigilancia de los alumnos, por parte de los docentes, ocurre un accidente, será necesario implementar las acciones que se establecen en la reglamentación vigente en caso de accidentes.
Tener en cuenta:
1°) Actuar con celeridad, llamando al servicio médico que corresponda, no tomar ninguna medida por propia decisión.
2°) Informar inmediatamente a los padres o tutores.
3°) Acompañar al alumno con su presencia y dedicación, mientras es atendido, hasta que lleguen los padres. Solicitar al servicio médico, constancia de la atención médica.
4°) Informar al directivo.
5°)Cuando tenga duda del accidente, no permita que el alumno se retire solo, aún cuando éste manifieste encontrarse bien. Preste sumo cuidado en la atención del accidentado y recuerde que sólo el médico es el habilitado para diagnosticar.
6°) Efectuar la exposición policial del accidente.
7°) Labrar un acta pormenorizada donde consten las circunstancias del hecho, las acciones cumplidas, los agentes intervinientes y la notificación a los involucrados.
Informar a los padres sobre las gestiones para el cobro del seguro escolar.
8°) Informar al supervisor, elevando los actuados, a los efectos del cobro del seguro escolar.
9°) La dirección y los docentes harán un seguimiento del caso, acompañando al alumno y su familia, durante el tratamiento y evolución, después del accidente.

Dado que cada caso tiene connotaciones distintas, todos los aspectos no pueden ser previstos con indicaciones generales, habrá aspectos especiales, cuya solución dependerá del buen criterio y sentido común de los directivos y docentes de la institución.
Responsabilidad en las clases de Educación Física:
Tanto la actividad, como los elementos que utiliza, constituyen aspectos que nos permiten calificarla como riesgosa.
La importancia de las actividades físicas para los alumnos es fundamental, por ello, tal riesgo no debe significar una limitación, sino un motivo para que los docentes asuman las actividades con ánimo preventivo, para evitar daños y responsabilidad civil para los mismos.
Las causas más comunes de accidentes sufridos en clases de Educación Física son: por no encontrarse el profesor frente a los alumnos o por vigilarlos insuficientemente en un ejercicio, por dejar al grupo a cargo de otros alumnos considerados experimentados, por hacer practicar ejercicios con esfuerzos intensos a alumnos a quienes no se les exigió certificado médico, por utilizar elementos en mal estado.
Los directivos y/o docentes del establecimiento, para eximirse de la responsabilidad deberán demostrar:
a) La imposibilidad de impedir el hecho dañoso.
b) La existencia de dicha imposibilidad pese a las potestades que ejerce para vigilar a los alumnos.
c) Que observó todos los cuidados que corresponden a su deber.
Como resultado de la reflexión y para transitar nuestro quehacer diario (la clase, el torneo, la salida extraescolar, el campamento, etc.), diríamos que debemos cumplir y velar por la ejecución de todas las normas vigentes, como así también, tomar todos los recaudos y cuidados que las actividades requieren.
Consejos útiles:
- No deje a los alumnos solos por ningún motivo.
- No autorice el retiro de los alumnos antes que finalice la clase.
- Exija que los lugares para la actividad física sean seguros.
- No realice actividades que impliquen riesgos, sin los elementos necesarios para prevenirlos.
- No mande a buscar elementos a los alumnos.
- Cumpla con los contenidos establecidos en la planificación. En caso de incorporar otros contenidos, deberán estar incluidos en la misma.
- Los arcos, aros, espaldares, elementos colgantes, etc. deben estar correctamente asegurados.
- Para las clases de Educación Física, realice un diagnóstico del grupo y recuerde que el rendimiento no es comparativo ni estándar, es individual.
- No obligue a los alumnos a continuar con la clase, cuando le manifiestan algún dolor o molestia. Notifique a los padres de la situación y solicite la constancia de la atención médica.
- Archive toda la documentación referida a: autorizaciones certificados médicos, actas, etc.
- Tenga a mano toda la información necesaria en caso de accidente: teléfonos de los padres, domicilio, trabajo, etc.
- Deje constancia escrita de negativas fundadas en derecho al superior jerárquico, cuando las circunstancias del caso, le obliguen a estar fuera de la norma (guarde copia).
- Se podrían enumerar muchísimos más, solamente recuerde que está al frente de niños y adolescentes. Las precauciones y cuidados deben ser una labor cotidiana.
- Cumpla con la reglamentación vigente en relación a la organización de viajes de estudio, salidas, campamentos, etc.

Cuando organice una actividad extraescolar fuera del horario de clases cumpla con los siguientes requisitos:
- Información de la actividad y la nómina de alumnos que participarán, por escrito, al directivo del establecimiento para solicitar la cobertura del seguro escolar.
- Autorización de los padres o tutores.
Cuando ingreses a trabajar a una institución escolar o deportiva, pública o privada, es tu obligación solicitar toda la reglamentación relacionada con el tema: reglamentos del distrito, acuerdos institucionales, etc.
Recuerda que el desconocimiento de una norma no te exime de responsabilidad.

En la caja de reglamentaciones en la columna lateral derecha encontrarás artículos que amplían esta entrada.

1 comentario:

jony dijo...

cual es la conclusión


Ir arriba