2 de julio de 2009

La escuela dedica poco tiempo a la Educación Física

Relegada por años, bastardeada como una disciplina que se resolvía tirándole una pelota de fútbol a los alumnos para que jueguen un rato, la Educación Física tomó una importancia fundamental dentro del arco de materias que se dan en la escuela. Los especialistas advierten que, en tiempos de sedentarismo y de chicos más propensos a jugar frente a una PC que a correr por la plaza, la actividad deportiva en los colegios resulta clave, incluso, para entender mejor el comportamiento y la conducta infantil y juvenil.
Ahora bien, ¿cuál es el objetivo de la clase de Educación Física? ¿Una mera disciplina recreativa? ¿Una búsqueda de talentos para la competencia deportiva? ¿Una actividad que apunte a mejorar la salud y las condiciones psicomotrices de los chicos? Responde Héctor Bubenick, el coordinador del programa de Educación Física del Ministerio de Educación de la Nación: "Tiene que ser para todos. Una materia que divierta al que es bueno para un deporte, pero que también incluya a los menos habilidosos. Uno de los males que aqueja a los chicos del país hoy es el sedentarismo. Pasan más tiempo delante de la TV o la computadora y perdieron el hábito de correr y jugar. Por eso estamos trabajando para intensificar sus prácticas dentro de los núcleos de aprendizajes prioritarios".
Dentro de la currícula escolar, la materia tiene una carga de 80 minutos semanales en la primaria (aumenta a 160 en las de jornada doble) y de al menos dos horas semanales en las secundarias.
"Es insuficiente. La Academia Americana de Pediatría recomienda una hora diaria de actividad física. En la actualidad, los cuerpos de los chicos presentan problemáticas muy distintas a las que se registraban décadas atrás. Hubo cambios en las dietas, nuevas prácticas sociales y otros estilos de vida. Antes los niños se movían naturalmente. Ahora es necesario incitarlos", remarca la pediatra Nelly Testa, deportóloga infantil y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). Y agrega: "El profe de Educación Física es un promotor de salud. La actividad física en la infancia, más una dieta saludable y sana, tarea que también le compete a la escuela, previene las enfermedades en la etapa adulta".
Profesor de Educación Física en el nivel primario y en el área de educación especial y titular de la Asociación de Docentes de Educación Física (ADEF), Carlos Martínez resalta: "La escuela es el único medio que les asegura una actividad física a los chicos. A diferencia de 20 ó 30 años atrás, la mayoría de los chicos hoy no tiene cultura de club. No practica deportes ni va a jugar al club por su cuenta. Toda actividad física o de ejercicios ocurre en la escuela. Por eso el tiempo muchas veces no alcanza. Debería haber más estímulos semanales".
En la ciudad de Buenos Aires existe desde hace unos 20 años un programa para que todos los alumnos de 4° grado de las escuelas públicas aprendan a nadar. Por temporada, alrededor de 30.000 pibes disfrutan de estos cursos. Como el Gobierno no cuenta con piscinas propias, debe alquilar en espacios privados. Esas negociaciones muchas veces retrasan el comienzo de las clases. La falta de presupuesto también impide que el curso alcance a los demás grados. Y resulta una utopía que todos los alumnos del país aprendan a nadar en la escuela.
La falta de infraestructura es un mal que aqueja a la enseñanza de la Educación Física. A diferencia de los gimnasios equipados y campos de deportes de los colegios privados, la mayoría de las escuelas públicas del país no tienen instalaciones adecuadas para este tipo de prácticas. Algunas jamás las tuvieron. Y otras las fueron perdiendo por la reforma educativa de los '90, que anexó el 8° y 9° año a la primaria. Así, muchos patios, gimnasios o salones de usos múltiples desaparecieron para darles lugar a las nuevas aulas necesarias.
"En las escuelas se priorizan otras materias antes que la Educación Física. Incluso, las propias familias están más preocupadas porque el hijo aprenda Inglés o Computación en lugar de que practique un deporte", señala Testa.
Fuente: Diario Clarín

No hay comentarios.:

Ir arriba