26 de octubre de 2009

Paulo Freire y la escuela pública

"Si pudiéramos trabajar cada posibilidad de reconstruir una escuela pública popular no elitista y verdaderamente democrática.. yo sé que alguien podría decirme:
-Mira Paulo pero ¿cómo hacer una escuela como la que tú dices, con estructuras rígidas y antidemocráticas?.
-Yo creo que en función de cada situación, un educador progresista, un equipo de educadores, un grupo, una organización, un movimiento de educadores, de gente con inventiva, no burocratizadas, serían capaces de contestar esto. Yo encuentro que no es posible contestar en abstracto pero, en función de la realidad de cada uno, creo que es posible encontrar una respuesta a esto. Los obstáculos mas grandes que yo encuentro hoy no son, por ejemplo, falta de dinero (que es terrible); el obstáculo mayor que yo enfrento es el ideológico. Es decir, cómo replantear estos problema junto al cuerpo docente de la red escolar . ¿Cómo replantear ciertos núcleos ideológicos que tienen que ver, por ejemplo, con la posibilidad de los niños populares de aprender o no aprender? ¿Cómo mejorar científicamente a las maestras que enseñan a leer y a escribir? Para superar el obstáculo que estos niños encuentran entre el primer y segundo año del curso básico en que son excluidos de la escuela ¿Cómo mejorar la enseñanza de la matemática, de la geografía, de la historia? Esto implica una competencia científica, implica un desafío a las posturas ideológicas actuales, y todo esto no es fácil: tú no cambias una mentalidad entre el martes y el miércoles... Las relaciones ontradictorias entre supra e infraestructura nos permiten percibir que si la tarea que las clases dominantes esperan de nosotros como educadores es reproducir su ideología, hay otra tarea que la clase dominante no espera que sea cumplida:
es la de desmitificar la ideología dominante. Esta segunda tarea es la que nos espera en cuanto educadores progresistas".

No hay comentarios.:

Ir arriba