18 de marzo de 2011

"El derrumbre, de la escuela pública" de Amalia Vergara Rizzardo

Esta obra propone, a toda la sociedad, el desafío de luchar por la Escuela Restaurada recuperando la función específica de la misma y el valor social del maestro y profesor. También, prende la luz de alerta sobre el riesgo de la desaparición de la Escuela Pública. El relato de la vida de estudiante de la autora, en la provincia de Catamarca, transcurre en la Escuela de Ayer. En cambio, su vida como profesional de la educación, durante cuarenta años en la provincia de Mendoza, coincide con el proceso del derrumbe de la Escuela de Hoy.
La obra se desarrolla a través de ocho capítulos y un epílogo, con prólogo de Guillermo Jaim Etcheverry
-El capítulo uno muestra cómo impacta en la escuela, las necesidades y problemas familiares que sufren los alumnos.
-En los tres capítulos siguientes, se abordan aspectos de la modernidad como contexto de la Escuela de Ayer. Luego, con el inicio de la postmodernidad, a fines de los años ´60, se explica cómo la Escuela de Ayer va mutando hacia la Escuela de Hoy.
-A partir de un análisis crítico, se plantean los indicadores del derrumbe que condujeron a la devastación del sistema educativo argentino y cómo la escuela quedó atrapada entre la trampa de las luchas ideológicas, los tentáculos del neoliberalismo y la inmediatez signada por las tecnologías informáticas y comunicacionales.
-A partir del capítulo quinto, se encuentran propuestas construidas en la práctica real de la gestión institucional y curricular para lograr la Escuela Restaurada. Entre las experiencias, se señalan las estrategias y logros en la gestión como Directora, del nivel medio, de la Escuela Normal Superior “Tomás Godoy Cruz “de Mendoza.
-Finalmente, el último capítulo se refiere a la satisfacción de las necesidades básicas de los docentes, a las lamentables condiciones emocionales de trabajo, al quebranto de su salud.
Como mensaje esperanzador se sustenta el valor innegable del maestro y profesor como profesionales de la Educación para la Escuela Restaurada.

No hay comentarios.:

Ir arriba